Admitámoslo. No ha pasado ni una semana desde la última vez que revisamos nuestro horóscopo y sabemos muy bien que nos encanta. Descubrir qué nos traman los astros para una nueva época puede resultar bastante divertido e interesante. Hoy en día, vivimos en un tiempo en que las redes sociales tampoco ayudan en nuestra adicción: cuentas tanto en Instagram como en Twitter nos llenan de actualizaciones sobre nuestra carta astral, las posiciones de nuestros ascendentes o los regalos que ningún Tauro debe recibir por su cumpleaños. 

Si nos detenemos un momento a pensar por qué nos gustan tanto, ¿qué se nos ocurre? En este artículo explicaremos las posibles razones que dieron origen a esta pequeña y culpable obsesión. ¿Estás dispuesta a descubrirlas?

 

¿Qué es la astrología? 

 

Preguntarse por el movimiento de los astros y por la posición de las estrellas no es algo nuevo. Desde la prehistoria, el ser humano se ha asombrado por los misterios que el cielo y el espacio pueden ofrecerle. La astrología no sólo responde a las cuestiones de los astros y a sus posiciones en el cielo, sino a cómo es que éstos influyen en nuestras decisiones y en los caminos que tomemos. 

Aunque no lo parezca, la astrología ha tenido su momento por varias décadas. En los sesenta y setenta, con el movimiento New Age, tuvo uno de sus mayores apogeos. En las siguientes décadas, el boom comenzó a disminuir, pasando desapercibido por muchos años. Hasta ahora, que bien sabemos sobre la relevancia que tienen los horóscopos hoy en día. 

 

¿Cuál es la diferencia entre la astrología y la astronomía?

 

Es bastante común que confundamos estos términos, principalmente por la similitud de su pronunciación. Aunque para ambos tengamos que levantar la mirada al cielo y observar, cada uno tiene sus propias características que los hacen particulares. En el caso de la astronomía, es aquella ciencia que estudia a los astros, y cómo es que las leyes de sus movimientos intervienen en las dinámicas del espacio exterior. Mientras que la astrología se enfoca en determinar cómo es que estos astros influyen en el destino y la suerte de los seres humanos. 

 

¿Por qué nos gusta tanto el horóscopo?

 

Lo sabemos: aunque no haya validez científica no podemos dejar de creer en nuestro horóscopo semanal, ¿por qué? De acuerdo a Deo Aguilar, columnista de Harpers Bazaar, la astrología nos permite hacerle frente a los tiempos confusos que vivimos y, además, nos permite concederle una estructura para comprender mejor ciertas causas y consecuencias. De hecho, es más probable que recurramos a estas prácticas en momentos de alto estrés, como lo demuestra un pequeño estudio de 1982 a cargo del psicólogo Graham Tyson, quien demostró que “bajo condiciones de alto estrés, el individuo recurre al horóscopo como una herramienta para afrontar las circunstancias complicadas por las que atraviesa”.

 

 

Con el punto anterior, podemos darnos cuenta de que gracias al horóscopo hemos atravesado una serie de momentos complicados. El saber que, al final del día, las respuestas estarán presentes, nos otorga cierta confianza de que todo tiene una causa, y de que podemos atravesar las cosas malas con mayor soltura. Es otra de las tantas gracias que debemos darle a nuestro horóscopo semanal, ¡gracias astros!

Otra de las cosas por las que nos encanta nuestro horóscopo: porque nos permite preguntarnos más sobre nosotros mismos. Muy pocas veces nos hemos dado el tiempo de convivir con nuestros temores y deseos, sin embargo, si algo es cierto es que los signos del zodiaco nos han ayudado a centrarnos en nuestra identidad, en intentar definir quiénes somos y en cómo nos movemos en el mundo, tal como lo dice Lauren Smith, columnista y escritora: “Cuando entramos en este mundo, nos abrazamos y nos amamos plenamente”.

Preguntarnos no sólo por nosotros mismos, sino por nuestras relaciones con amigos y familia, nos ha permitido acercarnos a ellos con mayor entendimiento. No solo es cuestión de hallar cuál es tu alma gemela, sino de entender cómo es que pueden ser compatibles, situaciones en las que también nos ayudan nuestros signos del zodiaco. 

 

 

A todo esto, es lindo admitir que, gracias al horóscopo, se ha formado una especie de familia entre los signos. Todos los Tauros saben que son decididos y se comprenden, todos los Piscis saben de su romanticismo y la aceptan con sonrisas. Alrededor de los signos zodiacales, muchos nos hemos podido identificar con lo más resaltante de nuestro carácter y, gracias a ello, no tenemos temor de compartirlo con otros. 

Por último, la astrología nos encanta porque es bastante divertida. Es imposible no salir revitalizado luego de que alguien nos lea nuestra carta astral, o después de que nos den orientaciones de cómo no debemos actuar en la semana de Mercurio Retrógrado. 

Hay mucho de divertido y a la vez de misterioso en este tema, que nos obsesiona muchísimo. Si tienes más razones por las que te encantan los horóscopos, háznosla saber en los comentarios de abajo, ¡te leemos! 

12 marzo 2022 — Team Cayla

Dejar un comentario