De repente, el clima sorprende con un aguacero nocturno. Las gotas caen sobre los caminantes, empapando a todo el que no lleve una casaca con capucha. Es curioso. Antes de la Edad Media, todos habrían resultado mojados de pies a cabeza. Fue entonces, durante el siglo 12, que se empezaron a usar los primeros abrigos de este tipo. Pero eran muy diferentes a los que hoy usamos… 

Nuestra casaca Charlotte. Una capucha contemporánea, de las que usamos y nos gustan ahora.

En la Europa medieval, los monjes y los trabajadores utilizaban túnicas con capuchas para protegerse del sol y la nieve. De hecho, en inglés, la palabra hood (capucha) deriva de höd, que significa sombrero. 

Monjes usando el primer antecedente de las casacas con capucha. ¿Usarías unas así?

Más adelante, en la década de 1930, la compañía norteamericana Champion fabricó la primera polera con capucha. Al principio, estas fueron diseñadas para que los neoyorquinos resistieran el trabajo durante los fríos inviernos. Incluso se necesitó que la empresa desarrollara un método para coser telas gruesas. Posteriormente, Champion incluyó sudaderas con capucha en kits de ejercicio para el servicio militar de Estados Unidos.

Las primeras poleras con capucha que comercializó Champion.

Desde 1960, las universidades comenzaron a imprimir sus logos en casacas y poleras con capucha. Este fenómeno se difundió en Norteamérica a gran velocidad. Fue importante, además, para que la prenda se popularizara en todo el mundo.

En los 70, llega el hito que marcaría las poleras con capucha: Rocky, la película. El protagonista del filme, Rocky Balboa, usa una polera gris con capucha durante la mayoría de las escenas. El drama obtiene 3 Oscars. ¿El outfit? El estatus de icónico.

Escena de Rocky. Una palabra: icónico.

Sin embargo, las casacas con capucha también tienen una historia oculta. En ciertos lugares, todavía se prohíbe la entrada si se viste una, pues se le asocia con connotaciones ‘negativas’ (como el crimen o el vandalismo). En la actualidad, las casas de moda lanzan colecciones con capuchas, para desligar así la ropa de prejuicios culturales. 

Polera con capucha en pasarela. El mensaje dice: que los puentes que quemo iluminen el camino.

En Cayla, trabajamos por lo mismo. Puedes encontrar la Casaca Charlotte y la Polera Moon Child. Ambas sabrán resguardarte cuando la lluvia te agarre desprevenida.

09 mayo 2022 — Team Cayla